La versión de “Despacito” hecha por el gobierno de Nicolás Maduro para promover la Asamblea Nacional Constituyente no fue del agrado de los interpretes del tema, los puertorriqueño Luis Fonsi y Daddy Yankee.

Fonsi aclaró a sus cuatro millones de seguidores que la versión no cuenta con su autorización, a través de su perfil en Instagram.

“En ningún momento se me ha consultado, ni yo he autorizado el uso o el cambio de la letra de Despacito para fines políticos, mucho menos en medio de la deplorable situación que vive un país al que quiero tanto como es Venezuela”, dice el escrito.

Fonsi escribió que su música es para todos los que quieran escucharla, “no para usarla como propaganda que intenta manipular la voluntad de un pueblo que está pidiendo a gritos su libertad”.

De su lado, el reguetonero Daddy Yankee también rechazó lo hecho por el gobierno venezolano.

“¿Qué se puede esperar? de una persona que le ha robado tantas vidas a jóvenes soñadores y a un pueblo que lo que busca es un mejor futuro para sus hijos. Que te apropies ilegalmente de una canción (Despacito), no se compara con el crimen que cometes y has cometido en Venezuela.  Es una burla, no tan solo para mis hermanos venezolanos, sino para el mundo entero su régimen dictatorial.”, escribió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + Doce =

Escuchanos en VIVO!!

Descarga nuestra App en tu Smarthone